UTILIZA TU IMAGINACIÓN

Cierra tus ojos por un momento, pero no te quedes dormida, OK? Imagínate cómo te verías y cómo te sentirías teniendo la que deseas. Dedícate unos minutos a imaginar ese resultado perfecto. ¿Qué emociones sentirías si tuvieras lo que quieres? Mientras uses tu imaginación trata de sentir esas emociones. Agrega algunas palabras a las imágenes. Utiliza lo que sea efectivo para ti. “Esto es increíble.” “¡Me siento de maravilla!” “Soy bien chingona, me cae” Imagínate que tus amigos tus hijas y tu familia están celebrando contigo. Haz todo lo que puedas para lograr que esa imagen sea lo más clara y real posible. Cuando estés preparada abre sus ojos. Ahora sal al mundo, aunque sea ahí afuerita y disfruta todas las riquezas que tienes cerca de ti.

Next “Cerrando Circulos”